Está situada al oeste de Australia, es la capital del estado de Australia Occidental y tiene un poco más de un millón y medio de habitantes. Alejada de las principales urbes de este país como Sydney o Melbourne, Perth supo ganarse la exclusividad al ser de las pocas  capitales australianas bañadas por el océano Índico. Cuenta con 19 playas y dicen por ahí que la playa Cottesloe es la que regala el atardecer más bonito del país: cuando el sol se pone, el mundo se detiene a observar el espectáculo.

Perth es dueña de los mejores escenarios naturales de Australia entre los que podemos encontrar Rottnest Island, Bibbulmun Track y Kings Park. El primero se trata de una isla que se encuentra a casi 20 km de Perth desde donde salen cruceros hacia dicho atractivo. Es una reserva que protege y preserva su belleza natural en estado puro: flora espectacular, fauna marina variada y vida silvestre formada por cientos de especies de animales. Los dueños de la isla son los quokkas. Estos animalitos pertenecen a la especie de  marsupiales, están en grave peligro de extinción y se caracterizan por ser amigables con los visitantes. Las playas que rodean la isla tienen arrecifes de coral y barcos hundidos que se pueden explorar buceando. Por otro lado, el sendero de Bibbulmun es conocido por ser uno de los más largos y bellos del mundo. Son casi 1000 km custodiados por la madre naturaleza en su máxima expresión: bosques de árboles gigantes y playas únicas. La ruta más transitada es la que une Kalamunda con Albany en la que existen sitios preparados para que los caminantes y sus mochilas descansen antes de continuar la marcha. Finalmente, Kings Park es considerado el más grande del mundo (incluso que el Central Park de Nueva York). Rodeado de verdes intensos, hay cerca de cien peldaños que conducen al sitio de mejor vista panorámica de la ciudad, no porque se llegue a tanta altura, sino porque la naturaleza se fusiona con la vista de la ciudad. Pero en Perth no todo es naturaleza, sino que también ofrece varios sitios de interés general.

Entre ellos está Bell Tower como símbolo de la ciudad. Mide casi 85 metros de alto y cada vez que se cumple una hora, sus doce campanas brindan un concierto para todos. ¡Así da gusto que pase el tiempo! Si la idea es adentrarse un poco más en la ciudad, Northbridge es la mejor opción. Este barrio lleva el sello cultural de Perth de la mano de sus museos, feria de artesanías o de la Galería de Arte Western de Australia. Para las compras, Hay Street Mall es el lugar indicado: antigüedades, tiendas boutique y todo tipo de locales gastronómicos.

Perth se disfruta así, caminando por sus calles o celebrando un picnic en sus espacios verdes. Por su condición de ciudad occidental y su clima mediterráneo, es la ciudad en la que el sol brilla por más horas que en el resto del país... ¡imposible aburrirse en una ciudad cálida que tanto rayos de sol regala!